domingo, 16 de agosto de 2009

El comedor de aire

El viento se adelanta a Septiembre
Somos cinco estatuas enmudecidas
Bajo un telón azul que no es el cielo
Corre la hora de las teleseries.

Los pensamientos se escapan por cualquier suspiro
se derramen por cada cuenca
seguimos enmudecidos por la tarde
el sol no calienta, está de espaldas.

Después de almuerzo viene la calma
o así debería ser el dicho
por lo menos calza de flojo
como el sueño de lo parasimpático.

No hay comentarios: