viernes, 24 de julio de 2009

Nada

En la ventana respiro lo último de Mayo
En un día tenue y colorido de flojo
Esos en que el sol pareciera adelantarse
El mar oscuro lo espera en la cuna del ocaso.

Y no sé si por idealista o fantasioso
Pero la inacción de la escritura insta
Me indetermino tras el telón de la poesía.

Y no hay nada, y la nada me instiga
Me acorrala al ello, al momento de la vida
Ahí termino escribiendo, en un sábado que parece domingo
En la ventana que abierta respira.

No hay comentarios: